Mejora tu marca empleadora con los programas de Outplacement

El outplacement en Guatemala  es un proceso de acompañamiento en el cual un consultor experto, da ciertas pautas o lineamientos para tener una búsqueda laboral exitosa. Este acompañamiento consiste, en elaborar el CV de acuerdo con las exigencias del mercado, ajustar el perfil profesional en redes sociales especialmente en LinkedIn, brindar una serie de recomendaciones para la búsqueda de nuevas oportunidades laborales, simular una entrevista y desarrollar brechas de las competencias evaluadas.

En general la idea de este programa, es ayudar a quienes han perdido su empleo a vincularse de la forma más rápida posible, a otra empresa, donde la persona afectada, pueda encontrar un puesto de trabajo que se adapte a sus objetivos, expectativas y habilidades.

Se ha comprobado que el ser desvinculado a nivel laboral, tiene un gran impacto en la salud física y mental. Si esto nos tomó por sorpresa, quizás necesitemos tiempo para asimilar la pérdida. Sin embargo, mientras tanto, ¿Qué pasa?

Bueno, el Outplacement es una manera en la que la empresa apoya emocionalmente al colaborador, para que lo antes posible, pueda acceder a nuevas oportunidades laborales. En este sentido, una empresa que implementa estos programas con sus empleados en transición de carrera, es una empresa socialmente responsable.

Beneficios y ventajas de los programas de Outplacement

Podemos decir que el invertir en esta práctica a nivel empresarial, trae consigo grandes resultados, por ejemplo:

  1. Fortalecimiento de la imagen de la empresa: el interés por ayudar a los empleados que han sido desvinculados habla muy bien de los valores corporativos internos, lo cual fortalece el Employer Branding.
  2. Conservar una buena relación: es indispensable tener una buena relación con quienes hicieron parte de la empresa, pues no sabemos qué pueda pasar a futuro con esa persona que en su momento fue desvinculada. Tener esto en cuenta, mejora el clima organizacional, es decir, genera un sano ambiente de trabajo.
  3. Reducción de reclamos laborales: cuando una persona es despedida se llena de sentimientos negativos por la pérdida de su empleo, por lo que esta iniciativa ayuda a minimizar las quejas o reclamos.
  4. Empatía en la desvinculación: la idea principal es no dejar solo a quien perteneció al gremio, hacer que se sienta en casa, a pesar de que haya sido despedido. La empatía es la acción de ponerse en el lugar de la otra persona y tener en cuenta sus sentimientos y emociones. Es una manera de demostrarle interés y agradecimiento por el tiempo dedicado a la empresa.
  5. Evitar los efectos negativos: si ya hemos pasado por la pérdida del trabajo, comprendemos que no es algo fácil de asimilar. Lo que se busca es apoyar los objetivos y metas del personal, que continúen en su crecimiento y fortalezcan sus habilidades y debilidades.

En la actualidad todos estamos conectados, y esto nos permite hablar de las buenas y malas experiencias, por lo tanto, la reputación corporativa puede estar afectada de manera positiva o negativa, con las experiencias de nuestros colaboradores, excolaboradores, candidatos y excandidatos, a lo que llamamos el Employer Branding 4.0. Y que no mejor, que un Ex-Colaborador pueda ser un embajador de nuestra marca, teniendo una experiencia positiva en un proceso de desvinculación laboral, a través del outplacement.